Lucha Contra la Obesidad

niño y comida” border=

La obesidad infantil es una enfermedad grave que afecta a niños y adolescentes. Los niños obesos están por encima del peso normal para su edad y estatura.

La obesidad infantil es particularmente problemática debido a que el peso adicional suele provocar que los niños comiencen a tener problemas de salud. Muchos niños obesos también tienen obesidad en la adultez.

Una de las mejores estrategias para reducir la obesidad infantil es mejorar los hábitos de alimentación y ejercicio de toda la familia. El tratamiento y la prevención de la obesidad infantil ayudan a proteger la salud tanto ahora como en el futuro.

La obesidad se caracteriza por la acumulación de grasa en el cuerpo. Se diferencia del sobrepeso, que significa pesar más de lo recomendado. Ambos términos significan que el peso de una persona está por encima de lo que se considera saludable según su estatura. Los niños crecen a distintas velocidades, por lo que no siempre es fácil saber cuándo un niño tiene sobrepeso u obesidad.

Los médicos y los científicos están preocupados por el aumento de la obesidad en niños y jóvenes porque la obesidad puede conducir a los siguientes problemas de salud:

  • Enfermedad cardiaca, causada por:
    • altos niveles de colesterol o
    • hipertensión arterial
  • Diabetes tipo 2
  • Asma
  • Apnea del sueño
  • Discriminación social

¿La obesidad puede afectar la personalidad de mi hijo?

  • La obesidad puede provocar problemas psicológicos en el niño. La mayoría de los niños obesos poseen baja autoestima y un pequeño porcentaje pueden presentar depresión clínica. 
  • Es sabida la crueldad inocente de los niños. El obeso es víctima de las burlas y a veces insultos de sus compañeros. Esto le genera angustia e inseguridad, lo que lo lleva a marginarse del grupo.